UNA ENTREVISTA CON “EL CAPITÁN CRISIS”

TEXTO: MILAN KRAJNC
PHOTO: MIROSLAV PETROVIĆ

¿CÓMO SE PRESENTARÍA USTED A SÍ MISMO? ¿QUIÉN ES USTED?

¿Quién soy yo? Esta es una pregunta en la que me he pasado pensando mucho tiempo. En resumen, Soy el Capitán –el capitán Crisis- quien dirige el barco al puerto en un día de tormenta, y luego se lo entrega. El barco, por supuesto, es la metáfora de una empresa, una empresa multinacional, un organismo gubernamental, una administración municipal o cualquier otra organización. Me he dado cuenta de que mi ventaja radica en saber cómo terminar las cosas y también iniciarlas desde cero.

¿A QUIÉN ACONSEJA USTED? ¿CON QUIÉN TRABAJA?

Trabajo con gente top, con aquellos que tienen la mayor influencia. Cuando tenía 24 o 25 años, me dije, un día trabajaré con los presidentes estatales y mi empresa cambiará el sistema. He estado siguiendo esta visión desde entonces. Ha habido algunas desviaciones más grandes o más pequeñas en el camino, pero siempre vuelvo a este rumbo fijo.

¿CUÁL ES EXACTAMENTE TU TRABAJO? ¿ES ESTA CONSULTA O USARÍAS ALGUNA OTRA EXPRESIÓN?

Si puedo responder algo indirectamente, tal vez debería comenzar con la reunión que tuve esta mañana en uno de los bancos nacionales de Europa occidental. Los gerentes del banco, que enfrentan cierto obstáculo debido a una jerarquía indefinida, me llamaron. Desde el comienzo del año no están seguros de quién está exactamente a cargo: el presidente puede influir en las decisiones con un “voto de oro”, pero de lo contrario sus posiciones son iguales. Los vice-presidentes son responsables de sus respectivos campos. Se dieron cuenta de que necesitaban a alguien para aclarar toda la situación, alguien para establecer la autoridad. La situación no es tan simple porque cada uno de ellos, los cinco, tienen autoridad sobre el campo que cubren. Cuando me llamaron por ayuda, fue porque no sabían a quién pedirle orientación. No estaban seguros de si necesitaban un abogado, un economista, un psicoterapeuta u otra persona para ayudarlos. Me he establecido un nombre en los últimos 18 años, precisamente por esos casos. La gente me llama cuando no saben por dónde empezar.

¿Y CÓMO VA A MANEJAR USTED ESE CASO EN PARTICULAR?

Primero realicé una larga entrevista a la persona que me llamó y averigüé si la persona había obtenido un diagnóstico correctamente. Cuando tuve una conversación hoy con el director gerente y el director de recursos humanos, vi dónde estaba el problema. Mi tarea era establecer el equilibrio dentro del sistema. Me llamaron por recomendación del vicegobernador, que es responsable de las relaciones con otros bancos y cuyo papel fue siempre el de Director Ejecutivo, pero nunca Presidente del Consejo. Él mismo había llegado como un miembro más del equipo y de repente estaba a cargo de todo. Simplemente no podía verse en su nuevo papel de líder. Como regla general, son los que me llaman, tienen la mayor responsabilidad o jerarquía en una empresa que, en este caso, fueron cinco. Trabajo con los presidentes de juntas, directores, gerentes, incluso presidentes, alcaldes y otros políticos, y luego con sus subordinados solo en las fases posteriores del proceso de transformación.¿Ahora probablemente estamos hablando de su modelo de comunicación dinámica?

Si, es correcto, El modelo dinámico consiste en uno o dos procesos de transformación. Podemos iniciar con el Sirius Personal Transformation (Sistema de Transformación Personal Sirius), que consiste en asesorar al director gerente o al director ejecutivo para que guíe a sus empleados en su transformación, o el proceso puede continuar, si es necesario, con el Sirius Business Transformation para todos los empleados. Esto depende de si la compañía misma también necesita cambios.

¿EL PROCESO A VECES TERMINA SOLO CON QUE EL DIRECTOR TOME CONSEJOS PERSONALES? ¿PODRÍA SER ESTO UNA BUENA SOLUCIÓN PARA LA COMPAÑÍA?

Sí, cuando el sistema está en buen estado y solo el director debe dar algunos pasos en una nueva dirección, con la ayuda de alguien que no está involucrado en el proceso, para poder ver la situación desde una perspectiva más amplia. Esto es en situaciones donde el director es una persona que actúa desde el corazón y de acuerdo con su naturaleza personal y no sobre la base de sus frustraciones y ego. Cuando las personas pasan años y años dentro de un sistema determinado, se vuelven como caballos de carrera con los ojos vendados, desempeñando sus roles de manera acrítica. Intento ampliar sus horizontes y ayudarlos a ver las cosas. No soy un mago, no hago milagros, solo les muestro lo que han pasado por alto. Como consultor, no tiene derecho a hacer otra cosa que mostrarle al cliente hacia donde puede ir. Tampoco debes hacer nada en lugar de ellos o por ellos. Acabas de poner un espejo y, a veces, ves que la solución más óptima es que el director gerente o el director ejecutivo se retire.

Uno espera que los empleados se resistan al cambio. Probablemente también se espera que las críticas no sean aceptadas incluso por aquellos que lo han contratado. ¿Cuál es su estrategia en tales casos?

Hasta el 99% de los que me contratan esperan de mí mis elogios, por supuesto, esperan que los felicite por sus logros. Pero si voy a elogiar a alguien, entonces no tengo nada más que darle. Pero no es por eso que no lo hago. Tengo que mostrarles la imagen real. Evito causar molestias estrictamente cuando hago esto. No quiero que sufran cuando les presente la imagen que hice de la compañía. Les digo, no de manera crítica, sino de la manera más realista posible. Y luego espero la pregunta, ‘¿por qué es así’? Respondo con la pregunta, ‘¿Hasta qué punto estás dispuesto a escuchar la verdad? Porque después no hay marcha atrás “.

¿PODRÍA DAR UN EJEMPLO?

Cuando les pregunto a mis clientes si sus colegas de la oficina de al lado les recuerdan a sus compañeros de primer grado, todos admiten, incluso para su propia sorpresa, que sí lo hacen. ‘¿Qué pasa con esos cuatro, tal vez un equipo deportivo?’, Continúo. De repente, el cliente se da cuenta de que toda su infancia se ha visto reflejada en la empresa. “¿No es obvio que ha transferido problemas infantiles no resueltos a la empresa y que hay muchas posibilidades de que esto también termine como su infancia, es decir, demasiado rápido?”. A menudo descubro que su infancia terminó inesperadamente con algún tipo de shock o experiencia traumática, que tenían que encontrar empleo y cuidarse a sí mismos. Luego pregunto acerca de la satisfacción de los empleados y obtengo la respuesta predecible de que están descontentos, y que las ausencias y bajas por enfermedad son frecuentes. Lentamente muestro al cliente las imágenes que pueblan su subconsciente. Con frecuencia, esto termina en lágrimas cuando se dan cuenta de la cantidad de años que ya han perdido debido a problemas no resueltos del pasado. Muchos de ellos preguntan con enojo: “Entonces, en su opinión, ¿tengo la culpa de la situación actual de la empresa?” Cuando respondo “sí”, algunos clientes simplemente dicen: “Ahí está la puerta, no te contraté para decirme que todo es mi culpa”’. Algunos casos terminan así.

¿QUÉ GANASTE DE TUS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS?

Ya después de haber terminado mi primer año en la Facultad de Educación en Maribor comencé a enseñar física en una escuela primaria: necesitaban que alguien enseñara física dos horas a la semana. Así que durante mis estudios universitarios me apoyé en la enseñanza y esa experiencia me ayudó a darme cuenta de que no era la profesión adecuada para mí. A pesar de haber llegado a esa conclusión, lo intenté de nuevo después de haber completado mis estudios, esta vez en una escuela secundaria, para ver si sentía algo diferente. Fue en esta época que comenzaron a implementar un sistema de promoción profesional (y los aumentos salariales que lo acompañaban) en función de los puntos que se deberían recaudar mediante la asistencia a programas educativos y seminarios complementarios. Uno de los seminarios a los que asistí fue sobre el llamado aprendizaje de ‘calidad’, donde aprendía a ser un modelo para sus estudiantes.

Una conferencia titulada “El camino hacia la educación de calidad” me inspiró tanto que terminé el curso de tres años en un año, y cuando les pregunté ‘¿qué sigue? ¿Dónde puedo continuar estudiando esto? ‘, Sugirieron terapia de realidad. Decidí tomar un programa de dos años y lo terminé en 2001. Este fue mi primer encuentro con la psicoterapia. A los participantes del programa se les enseñó a utilizar el conocimiento adquirido sobre nosotros mismos, y como estábamos aprendiendo cómo ayudar a los demás al mismo tiempo, recibimos el título de “consejeros de terapia de realidad”. Mis compañeros de clase eran maestros, trabajadores sociales, en su mayoría personas que querían aprender a evitar traer sus problemas de trabajo a casa. Como en ese momento ya estaba trabajando con empresas (estaba haciendo algo de programación para ellos, además de educarlos y optimizar sus flujos de trabajo), sabía que los empresarios tenían los mismos problemas y que podía ofrecerles soluciones basadas en el conocimiento que yo ya había ganado.

Rápidamente me di cuenta, sin embargo, de que los asuntos no eran tan simples como nos dijeron en las conferencias. La terapia de la realidad enseña que lo único importante es lo que está sucediendo en este momento. “¿Qué pasa con el pasado y el futuro?”, Me pregunté, ya que sabía que la realidad no es así. Esto es lo que comencé a investigar por mi cuenta. Mientras tanto, ya estaba escribiendo para varias revistas como consultor y cuando mencioné el pasado y cómo nos influye en un artículo en la revista Podjetnik (TN: una revista especializada en negocios), recibí una advertencia de la Asociación de Terapia de Realidad [eslovena] porque no estaba practicando de acuerdo con su teoría y me expulsaron. Cuando estaba tratando de descubrir qué hice exactamente mal, me encontré con el ‘análisis transaccional’. Es por eso que en 2007 decidí inscribirme en un curso de cuatro años muy intensivo para el análisis transaccional con Martin Bertok; los estudios fueron seguidos por tres años de práctica. Terminé mis estudios en 2012 en Zagreb con Nada Žanko. Mientras tanto, aprendí varios enfoques de la psicología humana y estudié informalmente la programación neurolingüística (PNL). En 2001 yo era el director de la compañía de Smiljan Mori, donde todo se basa en PNL.

Entonces, ahora estás usando las tres teorías, ¿y también las has desarrollado más allá de lo aprendido?

Sí, porque he aprendido que hay algo bueno en cada una de las teorías, ahora uso una combinación de las tres. Terapia de la realidad, para que el cliente sea plenamente consciente de que todo lo que hace es responsabilidad suya. El análisis transaccional nos lleva al pasado, para que podamos ver de dónde viene todo esto. Luego usamos técnicas de PNL para establecer un objetivo, de modo que podamos mover las cosas hacia adelante, alejándonos del pasado. Después de eso, usamos la terapia de realidad nuevamente para aumentar la conciencia de cada paso individual. Y durante el proceso, mientras suceden las cosas, utilizamos el análisis transaccional nuevamente para aclarar las cosas en el camino. El análisis transaccional no solo se utiliza para analizar el pasado, sino que también nos ayuda a darnos cuenta en qué condición nos encontramos actualmente, por qué reaccionamos de cierta manera cuando nos sucede algo y de dónde viene todo.

También incluyo las actividades deportivas en mi terapia porque a veces las cosas también deben avanzar hacia otros niveles. Si solo estamos hablando, podemos hacer cambios emocionales, pero puede ser muy exigente. Es por eso que se deben realizar tantas consultas como sea posible afuera en un entorno natural; esto incluye actividades físicas o deportivas. Lo mejor es escalar una colina como Šmarna gora (en Ljubljana) o Avala (Belgrado), para que el cuerpo pueda respirar nuevamente. Incluso fui a escalar una vez a Mangart (TN: una montaña en los Alpes Julianos, 2679 m de altura), porque mi cliente es un alpinista y tuve que ir a su entorno. ¡Casi muero haciendo esto! (risas)

¿HA AGREGADO ACTIVIDADES FÍSICAS A LA PSICOTERAPIA, SEGUIDO DE OTRAS TÉCNICAS? ¿USTED AFIRMA QUE SE DEBE HACER UN BALANCE ANTES DE QUE SE PUEDAN GENERAR CAMBIOS?

Como he visto eso con uno o incluso con los tres análisis aprendidos, no podemos completar toda la historia. A través de mi experiencia adquirida con los clientes, desarrollé un programa de siete pasos que llamo la Transformación Personal de Sirius. Al mismo tiempo, era consciente de un punto importante para el comienzo: los cambios solo son posibles cuando estamos en equilibrio.

PHOTO: PIXABAY.COM

¿QUÉ SIGNIFICA ESTAR EN EQUILIBRIO?

Debemos cuidar nuestros cuerpos, asegurarnos de mantenernos físicamente activos y seguir una dieta saludable. La comida más saludable, en mi opinión, es la que se cultiva localmente, allí donde nacimos. En lo que respecta a la actividad física, no es suficiente subir las escaleras hasta el quinto piso, debemos tener el pulso por encima de 120 durante más de 20 minutos por día.

Entonces, primero tenemos que cuidar nuestros cuerpos, luego debemos cuidar nuestras mentes, nuestro intelecto, es importante que en su tiempo libre se concentre en hacer algo que es completamente diferente de lo que hace para ganarse la vida (estudie historia del arte, por ejemplo, si su trabajo es en economía), de modo que se produce un cierto equilibrio. Tercero, debemos cuidar nuestras emociones, lo que para mí significa “divertirme”. En cuarto lugar, debemos alcanzar un estado de paz con uno mismo (para algunas personas esto podría ser a través de la oración y la meditación, para otros podría significar una cerveza con amigos después del trabajo). Solo cuando configura este tipo de equilibrio en su vida, puede comenzar a pensar en lo que debe cambiarse. Cuando tienes este balance, puedes comenzar a organizar tu día. Primero tiene una reunión consigo mismo por la mañana y solo después de eso con sus colegas, y cuando el día termina usted observa lo que ha logrado y cuáles son sus planes para el día siguiente. Una vez que tenga su día planificado, puede planificar toda la semana, un mes o un año. Estos fueron los comienzos del modelo dinámico. Una vez que esté tranquilo y pueda ver dónde se encuentra en este momento, debe pasar por las siete fases que he definido en este libro.

ENTONCES, ¿ESTAS CUATRO COSAS DEBEN SER ATENDIDAS PRIMERO ANTES DE LA TRANSFORMACIÓN?

Sí, los gerentes que buscan soluciones practicando deportes extremos solo se lastiman a sí mismos. Debemos pasar por estas siete fases y cuando las completemos, nos damos cuenta de que hemos dado un ‘salto espectacular’ porque no hay vuelta atrás después. Muchas cosas suceden durante el proceso, por supuesto, las personas experimentan avances emocionales y así sucesivamente. También comenzamos a implementar chequeos médicos antes de que comience la Fase 1.

Cada persona debe establecer algún tipo de equilibrio por su cuenta. Ningún entrenamiento psicológico nos ayudará si tenemos limitaciones fisiológicas. Por lo tanto, primero hacemos una evaluación psicológica y fisiológica, luego se establece el equilibrio en la siguiente fase, y solo entonces puede comenzar el proceso de transformación. Esto es realista, hacerlo de otra forma solo sería hacer algo a mitad de camino.